LOS VALORES NICOLAITAS DE HOY: RACISMO, CLASISMO Y XENOFOBIA

LOS VALORES NICOLAITAS DE HOY: RACISMO, CLASISMO Y XENOFOBIA
Es lamentable ver a parte de la comunidad nicolaita con un odio exacerbado hacia las demás personas, este nicolaicismo que piensa solamente de manera individualista, que es egoísta, soberbio, que no analiza más allá de lo que escucha y ve superficialmente; esto reflejado en sus comentarios (en redes sociales y espacios públicos) xenófobos, clasistas y racistas hacia integrantes del Movimiento de Aspirantes y Rechazados (MAR). La xenofobia es el odio y rechazo a los extranjeros porque se les ve –erróneamente- como enemigos potenciales en la competencia por obtener un empleo o por un lugar en alguna escuela, en este caso serán presa de ello los originarios de estados vecinos (a excepción de Guanajuato); el clasismo es la tendencia o actitud discriminatoria de una clase social respecto a otras que se consideran inferiores, es decir, discriminar a personas por ser de bajos recursos y humillarlas; el racismo es la ideología que defiende la superioridad de una raza frente a las demás, aquí será aplicado al llamar indios de una forma bastante despectiva a personas de comunidades indígenas.
Dicho discurso lleno de odio e ilusiones no se explica por sí solo, pues es producto de una campaña impulsada por los medios de comunicación oficiales y semi-oficiales y los discursos de las autoridades universitarias. Quienes han creado toda una visión individualista que hace creer a hombres y mujeres que todo lo que han obtenido es producto del esfuerzo propio y que quiénes no puedan ingresar a la educación pública por condiciones socioeconómicas y culturales distintas deben ser rechazados y hasta eliminados.
Las personas que abrazan y reproducen este deplorable discurso ignoran que la UMSNH es una universidad pública que la pagan los contribuyentes, es decir, el pueblo trabajador; también olvidan que los valores nicolaitas deben seguir siendo la libertad, justicia, igualdad y solidaridad, ¡NO! la xenofobia, el clasismo, ni el racismo. Es inconcebible que se piense rechazar y excluir injustamente a los hijos e hijas de quienes pagan la educación pública.

Carlos Mendoza

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*