Donald Trump, el lado más cínico del Capitalismo.

David Pavón Cuellar

Trump y Hillary no eran equivalentes. No era lo mismo lo que se elegía en las dos caras del mismo capitalismo depredador. Hay una gran diferencia entre quererlo enmascarado y preferirlo desenmascarado.

Se ha votado por el rostro más atrevido, sórdido y atroz del capital. Se le desea tal como es. Ya ni siquiera es necesario guardar la compostura y hacer como si no tuviéramos nada que ver con todo aquello que de pronto dejó de avergonzarnos. Podemos ahorrarnos la vergüenza lo mismo que el fingimiento de humanidad. Lo que preocupa, desde luego, es que esta vergüenza y este fingimiento fueran los últimos rastros de humanidad en quien encarna el capital. Si así fuera, los habremos perdido en el santuario mismo que pretendía resguardarlos, en el Estado, y no en cualquier Estado, sino en el Estado por excelencia, el Estado de los Estados, el árbitro del mundo, el policía universal, el más armado, el “más poderoso”.

Quizás haya sido el esperanzador triunfo de lo que se concibió ingenuamente como sinceridad y como alternativa contra el orden establecido. Pero también se ha elegido el cinismo, la falta de escrúpulos, el interés más descarnado, la bajeza y la mezquindad, la ingratitud y el olvido, así como la ilusión de la propia superioridad, el total desprecio por el semejante, la burla y la humillación, la xenofobia y el racismo.

Se ha optado por elevar aún más los muros, clausurar las ventanas y remplazarlas por espejos, lo que permite, de paso, descargar su propia responsabilidad en el otro. Esta coartada, por cierto, es uno de los secretos mejor guardados, mejor disimulados tras la opaca simulación especular de la transparencia. La selva capitalista, con su ley del más fuerte, se presenta como el paraíso terrenal que podría llegar a perderse precisamente por culpa de aquellos que se van debilitando al sostenerlo con toda la fuerza de su trabajo.

#Opinión #EleccionesEstadosUnidos #Trump

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*