La ley antimanifestaciones violenta el derecho humano a la protesta social

“La ley antimanifestaciones violenta el derecho humano a la protesta social consagrado en el artículo 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, apuntó Manuel Fuerte García, vocero del Frente Contra la Represión y el Terrorismo de Estado en su participación en el 4° Foro de Debate Público sobre la “Lay Antimarchas”, realizado en la Plaza de Armas en el Centro Histórico de la Capital michoacana.

A unos días de que las comisiones unidas del Congreso local discutan y aprueben la propuesta de Ley con la que se busca limitar el derecho a la protesta social, Fuerte García advirtió que de aprobarse esta iniciativa se cierra la posibilidad del perfeccionamiento de la democracia en el país, ya que señaló, “la protesta social no es un problema, es un derecho”.

Agregó que, la protesta social garantiza la posibilidad de que se cumplan las garantías constitucionales, por lo que es “un motor de la democracia”.

Consideró que la preocupación por los legisladores no es garantizar el libre tránsito, sino restringir la posibilidad sé que la gente visibilice la problemática social.

Así mismo añadió que de aprobarse esta normativa se estaría incurriendo en un acto inconstitucional pues violentaría los artículos 6 y 9 de la Constitución, así como, acuerdos internacionales en la materia.

Ya que, indicó que la propuesta permite la disolución de protestas manos de los cuerpos policiacos.   “La policía que tenemos es una criminal, la CNDH han denunciado a los cuerpos de seguridad como una de la principal institución violadora de los derechos humanos”.

Otro elemento preocupante, dijo, es que se pretenda restringir el espacio público donde se realicen las manifestaciones.

Por su parte, Mariana Vallejo, académica de la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la Universidad Nacional Autónoma de México (ENES-UNAM) refirió que, en la historia reciente del país la protesta social ha jugado un papel positivo, pues tanto la revolución mexicana y la ruptura democrática del 68 fueron en esenciales las manifestaciones en contra de regímenes autoritarios.
Finalmente, coincidió en que con la iniciativa se pretenden invisibilidad la problemática social y denostar a los grupos que exigen el cumplimiento de los derechos constitucionales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*