Los Juegos de la Desigualdad y la Pobreza

Los ganadores son más o menos los mismos, Estados Unidos, China, Australia, Rusia, Inglaterra y aunque las delegaciones que vimos desfilar el día de la inauguración se contaban por cientos, lo cierto es que, solo unos cuantos países son los que aspiran a llenar los podios de medallas de oro, plata y bronce, mientras que los demás países se dan por bien servidos con la justificación de que “el hecho de participar ya es ganancia”.

Y bueno amigo lector, este artículo no pretende ser ni de lejos un análisis deportivo sobre los favoritos para ganar, lo que pretende hacer evidente es lo que no se nos dice tras ese “espíritu competitivo” y es que los países más desfavorecidos económicamente no pueden en realidad competir con aquellas potencias por las condiciones de corrupción y desigualdad que el capitalismo se encarga de fomentar, los juegos olímpicos son un microespacio de la desigualdad que hay en el mundo.

Lamentablemente, la realidad es menos hermosa que la que vemos en la justa olímpica, compites haciendo lo que te gusta y pierdes y no pasa nada. La realidad es que los países compiten en la realidad en condiciones desiguales con las potencias económicas y las consecuencias no son solo perder y ya, son la miseria, las enfermedades y los ganadores no ganan una medalla bonita de oro, ganan el sometimiento de los diferentes países a sus interese, so pena de declararles la guerra.

Y el hecho de que los juegos olímpicos sean presentados como el primero llevado en tierras latinoamericanas, no debería ser un orgullo, debería ser una pena y esto no es algo que yo piense, el mismo pueblo de Brasil según encuestas indican que el 65% desaprueba completamente que estos juegos sean llevados ahí misma cifra que en el país mas futbolero del mundo rechazo la copa mundial en el mismo territorio.

Y ¿Por qué el pueblo brasileño rechaza los eventos deportivos más importantes del mundo? Siendo Brasil un país con una buena tradición deportiva, esto causa sorpresa, pero la respuesta es más sencilla de explicar y es que Brasil por mucho que los gurus del capitalismo digan que será potencia mundial (los mismos que dijeron que México lo seria hace 20 años) han errado como ya es costumbre de ellos hacerlo cuando intentan explicar las expectativas de América Latina.

Brasil viene de una crisis económica y un proceso político por de más polémico y el actual presidente suplente fue abrumadoramente abucheado mostrando el descontento de los que incluso están a favor de los juegos olímpicos en Brasil. La recesión económica que vive el país, ha provocado ajustes y recortes a los sectores educativos y culturales del país provocando huelgas y ya las primeras protestas contra el excesivo gasto que implican los juegos para un país en crisis.

En la ceremonia se encargaron de hacer una escenificación de las favelas como algo “tradicional” de los cariocas, lo cual es una vergüenza que en vez que ataquen la pobreza la presuman como algo tradicional y lo que es peor es que hayan puesto carteles para ocultarlas, es decir en la ceremonia los presumen orgullosos pero en la realidad los ocultan, eso sí es tradicional en nuestra región presumir la humildad de nuestra gente en eventos culturales y deportivos y ocultarlos e ignorarlos en la realidad.

Por eso estos juegos olímpicos son los juegos de la desigualdad, desigualdad entre los países y sus posibilidades reales de competir con base a su realidad y pobreza del país que la organiza, pobreza y desigualdad que se quieren ocultar con pirotecnia y carteles coloridos, para hacer invisible la gris realidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*