Las elecciones de la burguesía: No importa quien gane, nosotros perdemos

El pasado domingo 5 de junio se celebraron elecciones en varios estados de la república, en los cuales se eligieron gobernadores y otros cargos de elección popular. En seguida llego la noche y se dieron los pronunciamientos por parte de las casas encuestadoras, unos aseveraban que había ganado algún candidato u otro; por determinada diferencia, a día de hoy hay todavía algunos resultados por confirmarse dado lo cerrado de la elección.
De inmediato las columnas de los diarios burgueses comenzaron a fluir y a alistar sus encabezados: ¡Gano MORENA en la Ciudad de México! ¡Derrota del PRI en Veracruz! ¡El PAN el gran ganador de las elecciones! ¡El PRI el gran perdedor de las elecciones! ¡El declive del PRD! ¡MORENA se confirma como la sorpresa!

Posteriormente, siguiendo el guion, los artículos de opinión de los intelectuales aparecen: López obrador se confirma como serio candidato a la presidencia del país, es un duro golpe para Beltrones pone en riesgo la sucesión presidencial, Margarita Zavala se vuelve una candidata fuerte contra el peje y cosas por el estilo.

Tocan todo tipo de temas, circunstancias, pormenores, estadísticas, y un sinfín de análisis que intenten dar una explicación a los resultados electorales.

Pero entre todos sus análisis hay uno que no hacen y no lo hacen porque no quieren hacerlo, son conscientes de ello y saben que es mejor guardar silencio. El verdadero ganador de la elección no fue el PAN o MORENA; fueron los mismos de siempre y los perdedores no fueron ni el PRI ni el PRD; fuimos nosotros, nosotros los pobres, el pueblo, los médicos y sus pacientes con la reforma a la salud; nosotros los maestros y alumnos con la reforma educativa; nosotros los mexicanos con la privatización de Pemex.

Y de eso ningún intelectual habla, estimado lector, las personas que se disputaron el poder este domingo y que se pronunciaron ganadores este lunes, no van a cambiar nuestras condiciones de vida, son los nuevos actores políticos, son las nuevas caras que ayudarán a consolidar la privatización de la educación, salud y el petróleo. Ellos representan a empresarios que se disputan el poder, ellos hablan por quienes los ayudaron a llegar hasta ahí y ahora pagarán esos favores a cambio de nuestra vida. Ellos pagarán su presente a cambio de nuestro futuro.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*