Las marchas de la CNTE y la indiferencia ciudadana

El escenario es más o menos el mismo en cualquier lugar donde marche la CNTE, parece un guion repetido, con discursos que dicen lo mismo y con escenarios que nos dirigen a los mismos caminos.

Pero ¿A qué nos referimos con el inmediatismo de la ciudadanía? Puesto que en este mundo existe poca solidaridad con los demás, es ahí donde la ideología del individualismo ha triunfado.

Esa ideología que pregona que, para lograr el bien común, cada quien tiene que hacer su propio camino y pasar por encima de todos para llegar a cumplir sus metas. La solidaridad es algo que se ha perdido en nuestros tiempos.

Lo que ahora cuenta es la indiferencia, esa indiferencia que nos fragmenta, que hace que los problemas de los maestros sean solo sus problemas y que tienen que resolverlo ellos de “manera pacífica” sin violar los derechos de terceros.

Esa indiferencia que nos mantiene inamovibles con la desaparición de los 43, con la guardería ABC, con la explosión en pajaritos, con las condiciones de la mujer ama de casa, etc. Son las que ahora se presentan con las marchas que llevan a cabo los maestros.

Pero ¿Por qué sus problemas, deberían ser también nuestros problemas? Es más, muchas voces entonan que se lo tienen merecido, por flojos, corruptos, etc. Independientemente querido lector, de la postura que usted tenga respecto a la CNTE, el problema de la educación, permítame decirle, no es un problema entre la CNTE y la SEP.

A diferencia de muchos artículos, volcados totalmente a favor de los maestros sin conceder un espacio, por micro que sea, a la autocrítica o de otros, la gran mayoría la casi totalizadora mayoría, que se dedican a denostar con palabras dignas de la guerra de chistes (Ciro ejem, Ruiz Healy ejem, Ricardo alemán ejem ejem ejem) a los maestros culpándolos de las tragedias de la historia universal y particularmente de las tragedias de nuestro país. Un lenguaje violento y burlón que les está permitido a los informantes del gobierno, pero cuando se utiliza este mismo lenguaje contra los mismos por parte de los maestros, no tardan mucho en llorar y decir ¿Estos maestros van a educar a sus hijos? yo haría otra pregunta, ¿Estos son los que informan al país?

Queremos invitarlos a hacer un ejercicio de comparación, igual que cuando vamos al súper por el mandado. ¿verdad que usted, estimado lector, no compra todo lo que le anuncian en la televisión?, por lo general usted llega al súper mercado y compara precios, tiene en mente los comerciales, pero le dedica un momento a verificar que producto es mejor, cual ofrece lo que dice ofrecer, cual producto no cumple con sus expectativas, etc.

Y como la educación no es un asunto exclusivo de la SEP y la CNTE, queremos invitarle a comparar las posturas de ambos y no solo quedarse con lo que diga la televisión. Empezando, claro está, por leer la reforma educativa de manera íntegra o incluso con un resumen basta.

¿Le molestan las marchas? Involúcrese en la toma de decisiones de la escuela de su hijo, no se lo deje todo a la SEP ni a la CNTE, no sea individualista, sea un actor activo en este escenario donde se juega el futuro de nuestro país: la educación.

Por qué la educación no es un problema de los maestros y la SEP, la educación es un problema de todos y no podemos permitir que cualquier cambio en las escuelas se haga sin consultarnos a todos.

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*