Todas y todos quieres saber leer y escribir 

Al propósito de estos tiempos, en donde el acceso a la educación cada vez se privatiza mas, y se va convirtiendo en un servicio de consumo; quien tiene el dinero para pagarla, podrá “gozar” de esta. ¿Qué pasara ahora, con la situación de las mujeres, que de entrada era un derecho negado por sus condiciones?  

Hoy en día la violencia y discriminación que sufren las mujeres es una estructura inherente de los sistemas patriarcal y capitalista, usada como una herramienta de control de la vida, cuerpo y sexualidad de las mujeres por hombres, grupos de hombres, instituciones patriarcales y Estados; y a pesar de que afecta a las mujeres como grupo social, cada violencia tiene un contexto específico y tenemos que comprender cómo, cuándo y por qué ocurre la violencia hacia las mujeres.

La privación del acceso a la educación en la mujer es parte de esta discriminación latente, todavía la población femenina representa dos tercios de la población analfabeta. Por otra parte, las evaluaciones realizadas sobre el cumplimiento de los compromisos con las mujeres suscritos en Beijing, se concluye que “en todas las regiones del mundo hay muchas mujeres que están realmente peor ahora de lo que estaban diez años atrás” (WEDO, “Beijing Traicionada”, 2005).

Además, según la UNICEF: Estado Mundial de la Infancia 2007; menciona que de cada 100 niños sin escolarizar, hay 115 niñas en la misma situación, y aproximadamente 1 de cada 5 niñas que se matriculan en la escuela primaria no llegan a finalizarla, y finalmente 596 millones de mujeres no saben leer ni escribir.

En el caso de México el índice de analfabetismo ha permanecido intacto en diez años, cerca de 6.8 por ciento de la población nacional mayor de 15 años es analfabeta. Ahora la cifra alcanza unos seis millones de habitantes que no saben leer ni escribir, aseguran los estudios. El índice permanece, la cifra aumenta. En 2000, eran 5 millones 942 mil. En 2010 descendió medio millón. Cuatro años después, la cifra volvió a aumentar; 5.8 millones de mexicanos y mexicanas es analfabetas, esta situación es dramática; y de reflexionarse cuando del total de analfabetas en nuestro país la mayor parte son mujeres, los porcentajes han permanecido casi estáticos a lo largo de una década: 40 por ciento varones, 60 por ciento mujeres.

Estas estadísticas abren un panorama de la situación actual del la mujer, manifestando la urgencia de romper con este modelo; el acceso a la educación e información es necesaria para concientizar y proponer cambios necesarios para vivir en equidad y reconocimiento del otro (a), las mujeres tenemos el derecho de formarnos intelectualmente, rompiendo con los estereotipos que encasillan al sexo femenino solo con la reproducción y la familia, pero ¿cómo se puede lograr esto?  

Primeramente es importante hacer un análisis y cambio sobre los currículos y materiales didácticos; sus contenido siguen siendo sexistas (entre otras problemáticas) rara vez se adecuan a las necesidades específicas de niñas y mujeres.

Entre otras propuestas también es importante promover a la organización para hacer valer nuestro derecho a la educación objetiva, y exigir al estado que cumpla con los acuerdos.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*