Volver a ver a la Izquierda

El término izquierda surgió en el siglo XVIII en Francia, en la época de la revolución, cuando se discutía un artículo de la nueva constitución surgida de la Asamblea Nacional Constituyente en la que se establecía el veto absoluto del rey a las leyes aprobadas por la futura Asamblea Legislativa. Los diputados que estaban a favor de la propuesta, que suponía el mantenimiento del poder absoluto del monarca, se situaron a la derecha del presidente de la Asamblea. Los que estaban en contra, y defendían que el rey sólo tuviera derecho a un veto suspensivo y limitado en el tiempo poniendo por tanto la soberanía nacional por encima de la autoridad real, se situaron a la izquierda del presidente; así surgió la idea de la izquierda, la que pugnaba por el cambio político y social, por lo avanzado de su pensamiento y su acción, la izquierda que volteaba a las causas justas y populares.

Existe una amplia gama de izquierda, y existen muchas opciones políticas de izquierda muy diversas, que van desde la reformista, anarquista, revolucionaria, socialdemócrata, entre otras y México no es la excepción a lo largo de su historia han existido diversas organizaciones y partidos de izquierda, unos solamente tenían el nombre y para nada eran de izquierda, si no que fingían serlo, como el Partido Popular Socialista que era llamado el de las tres mentiras, porque no era ni partido, ni popular ni socialista.

El PRD, cumplió el pasado 5 de mayo 27 años en medio de una profunda crisis, pero habría que preguntarnos que de izquierda queda en ese partido, salvo que no sea de discurso solamente; el gobernador de Michoacán; Silvano Aureoles Conejo, aprobó la reforma educativa cuando era coordinador de los diputados del PRD en la cámara, o se la ha pasado reprimiendo normalistas y maestros en Morelia, amenazando a todo movimiento social que cuestione su actuar, en otros estados este partido está aliado con el PAN, el representante de la derecha mexicana conservadora, firmando y avalando el ya olvidado Pacto por México; dando despensas y dadivas para obtener clientelas y votos a cambio, para alcanzar posiciones; entonces habría que preguntarse dónde quedo la izquierda en México.

Hay que hacer un llamado a la organización y actuación en la política, a discutir los temas y asignaturas pendientes que tenemos los mexicanos, a voltear a las verdaderas organizaciones de izquierda revolucionaria que trabajan en México, ver que solo unidos y organizados triunfaremos; pero para que esto se lleve a cabo hay que participar, la verdadera izquierda debe defender ante todo los derechos de los trabajadores y los explotados y oprimidos del mundo, y no aliarse con el enemigo bajo ninguna circunstancia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*