El mito de la izquierda en México: Silvano Aureoles, el perro defensor de la Reforma Educativa. 

 
Personalmente, cuando yo cursaba mis estudios en el nivel medio superior, creía que el PRD era un partido de izquierda, escuchaba su discurso y me convencía y ¿Cómo no? ¿Quién no se iba a convencer con el discurso de la izquierda en México? Aún recuerdo esa frase de campaña del Peje “Primero los pobres”, caramba, que frase tan poderosa y simple, pero claro que sí, primero nosotros, primero los pobres, ¿Quién podría estar en contra? Solo los ricos, pero ellos son menos y tienen más.

 

Lamentablemente, con el paso de los años y con las lecturas adecuadas, que la izquierda institucional, no es izquierda, entra dentro de otras categorías, pero no nos representan a nosotros los pobres, nos endulzan el oído y nos sueltan a los perros.

 

Silvano aureoles, uno de los personajes más perversos de la política mexicana y el único gobernador de izquierda del país (Ciudad de México, aun no es un Estado), es la prueba viviente de cómo estos personajes que dicen entender lo que nosotros vivimos y ayudarnos para vivir mejor, son inclusive más perversos que los partidos políticos más conservadores y reaccionarios.

 

En estos días, el gobierno de Silvano Aureoles, reprimió a integrantes del CNTE previo a la visita de Nuño, el flamante sinvergüenza titular de la SEP, los maestros protestaban por la reforma educativa, los maestros protestaban en defensa de la educación en México, una educación cuya finalidad es privatizar la enseñanza pública y convertir al maestro en un burócrata más.

 

Ante los hechos de represión el pendejete de Aurelio Nuño dijo lo siguiente: “Estos son los grandes profesores (los del SNTE), no seguiremos permitiendo las prácticas de la Coordinadora, las prácticas violentas, que no aceptan el diálogo, no las vamos a permitir, la ley no está al antojo de nadie, la ley se cumple”

 

Alguien debería decirle a ese estúpido que los que ejercieron la violencia fueron los perros puercos que Chiflaculo envió para reprimir a los maestros y en segundo lugar explicarle que los gobernadores y funcionarios públicos están para obedecer al pueblo y no asumir sus ocurrencias y actitudes autoritarias.

 

Pero claro que el esta consiente de que el gobierno y el pueblo están divorciados desde que inicio el sexenio, y el único gobernador de izquierda es más reaccionario que sus “contrapartes” de derecha. En este contexto el pueblo de Michoacán, el pueblo de México, debe entender que los gobernadores no hablan para el pueblo, que son los médicos, los maestros, los trabajadores que debemos ponerles un alto a estos parásitos que viven de nuestro dinero para dejarnos sin futuro.

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*