Coahuila: un escenario más de trata de personas

El negocio de las tratas de blancas se ha convertido en el segundo negocio ilícito más rentable, actualmente ya ha superado el tráfico de armas. Este delito genera una ganancia de aproximadamente 32 mil millones de dólares anuales, y el 73 % de las victimas son mujeres (UMOFC). El propósito de este comercio ilegal es ofrecerlas y ofrecerlos para explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma de esclavitud.

El día de Ayer se difundió en redes sociales, en Anumex Saltillo, un grupo privado de Facebook, a una niña “para una noche de placer”, el costo era por 10 mil pesos, el anunciante un hombre llamado José Hernández.

Hoy, han sido detenidos el padre, la madre por la PGJ de Coahuila, mientras que la niña y sus hermanos fueron resguardados por la Procaduría para los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif). Casos como este, en donde la victima es un menor de edad han aumentado significativamente en nuestro país, y corresponde al Estado erradicarlo y brindarles a las victimas condiciones necesarias para que tenga una infancia saludable.

La explotación sexual comercial infantil es la explotación por un adulto de un niño, niña o adolescente, menor de 18 años, acompañada del pago en efectivo o en especie al niño, niña o adolescente, o a un tercero o terceros.

La explotación sexual infantil comprende todos los aspectos siguientes:

•​La utilización de niños y niñas en actividades sexuales remuneradas, en efectivo o en especie, (conocida comúnmente como prostitución infantil) en las calles o en el interior de establecimientos, en lugares como burdeles, discotecas, salones de masaje, bares, hoteles y restaurantes, entre otros.

•​La trata de niños, niñas y adolescentes con fines de explotación sexual.

•​El turismo sexual infantil.

•​La producción, promoción y distribución de pornografía que involucra niños, niñas y adolescentes.

•​El uso de niños en espectáculos sexuales (públicos o privados).

 

Del mismo modo, en el Congreso Mundial contra la Explotación Sexual Comercial Infantil (1996) se definió que la explotación sexual comercial infantil es “una forma de coerción y violencia contra los niños que equivale al trabajo forzoso y a una forma contemporánea de esclavitud”, mientras que en el Protocolo de Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente de mujeres y niños (conocido como el “Protocolo de Palermo”), la definición del término “explotación” incluye “la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.

Según el Canal Solidario México, de la organización “Haz lo posible” con sede en Barcelona y Madrid, España, el tráfico sexual infantil es una situación en donde el niño y la niña viven constantemente de abusos, drogas, violencia familiar y pobreza. Esta organización declaró que cerca de 16.000 niños y niñas de entre 8 y 17 años son víctimas de la prostitución en México, y se encuentran concentrados en los destinos turísticos de Cancún y Acapulco donde son tratados como mercancías; en las ciudades fronterizas de Tapachula (al sur del país), Tijuana y Ciudad Juárez (al norte) se les engancha con deudas o drogas; y en los grandes centros urbanos como el Distrito Federal o Guadalajara se ofrecen al turismo sexual por catálogo. Estos son los resultados de un minucioso estudio dirigido por Elena Azaola del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y financiado por el Fondo de las Naciones Unidas para la protección Infantil (UNICEF) titulado Niñas y Niños víctimas de explotación sexual.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*