¿Qué pasó con esos 42 jóvenes?: Hillary Clinton (Cuando la información falsa se convierte en propaganda)

Hace algunos días, salió una noticia en páginas sin mucho renombre sobre una foto que retrataba la escasez de alimentos y medicinas en Venezuela, en ese mismo país han tenido eco casos de violaciones a los derechos humanos, como uno de los líderes opositores Leopoldo López.
En Corea del Norte, es muy usual que salgan noticias descabelladas que afirman que los hombres tienen que tener el mismo corte de pelo que el líder político de ese país, que la novia de este haya sido condenada a muerte por cantar una canción en inglés, que el ministro de defensa haya sido ejecutado con un misil antiaéreo por quedarse dormido en su trabajo y una serie de noticias que es increíble que la gente sin más acepte como tal sin ni siquiera comparar otras fuentes.

También han sido víctima de la difamación países como Cuba, Bolivia y demás países que representen siempre un problema al modo correcto de hacer las cosas. Según los Estados Unidos.

La historia de la foto icónica que simbolizaba el desabastecimiento en Venezuela, resulto una farsa, una fotografía estadounidense denuncio que la foto era suya y la tomo en una tienda de New York antes del Huracán Irene allá por el 2011. La foto fue difundida por los principales medios de comunicación del mundo y ahora nadie ha salido a pedir disculpas por no verificar su falsa información.

Pero lo que sucede no es que no chequen bien su información o se hayan equivocado, lo que realmente acontece es que la justicia solo se aplica a los enemigos y a los amigos se les suele pasar todo.

Para nadie es sorpresa como los Estados Unidos reiteradamente han hecho presión sobre Venezuela respecto a los derechos humanos, pero cuando estalló el escándalo de los 43, Barack Obama salió a respaldar al presidente enrique peña nieto diciendo que contaba con todo el apoyo de su país por ser este un aliado.

Y es que la justicia como ya decíamos es así, solo se aplica a los amigos, hagamos un ejercicio de reflexión y pensemos ¿Qué habría pasado si Cuba o Venezuela, Corea del Norte, Bolivia, tuviera entre sus filas un escándalo de estas dimensiones? Y la respuesta es obvia, esos mismos diarios y líderes políticos los condenarían por representar lo peor de la humanidad, pero como el caso ocurrió en México, en el eterno patio trasero de los Estados Unidos, entonces no pasa nada.

Incluso desconocen realmente lo que pasa en nuestro país cuando quieren pronunciarse al respecto, ahora salió Hillary Clinton a prometer apoyo a los 42(sic) estudiantes desaparecidos, en caso de que llegue a la presidencia.

Así las cosas, la justicia, la información y la propaganda, siempre tienen un mismo objetivo, dirigir sus misiles al enemigo y hacer caso omiso de lo que hace nuestro amigo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*