El medio ambiente: La verdadera enfermedad es la pobreza (segunda parte)

En el numero anterior dedicamos la mayor parte a comprobar con estadísticas que el problema ambiental, si es por la actividad humana, producto de la devastación de los recursos naturales por parte de los que tienen el poder.
Comprobamos que no es una cuestión natural que se repite cíclicamente, como otros científicos e intelectuales de gobierno, nos quieren asegurar, para que no cuestionemos las dinámicas de las grandes empresas.

Y como el título de este artículo dice, realmente la enfermedad es la pobreza, puesto que son los países de nuestra Latinoamérica, la que más sufre las inclemencias del clima y su población es al mismo tiempo una de las más vulnerables.

Seguramente estimado lector usted ha escuchado algo de un tal virus del Zika, que inicio en Brasil y ya ha afectado a más de veinte países, incluyendo México. Este virus que se transmite por la picadura del mosquito Aedes, el cual provoco el año pasado solo en Brasil, más de 4,000 casos de microcefalia. Y cuando las mujeres ricas que estaban embarazadas en ese país, se asustaron por esta nueva enfermedad, pagaron un boleto de avión a otro país ajeno a este problema y problema resuelto.

En muchos casos cuando ya era demasiado tarde para poner a sus futuros hijos a salvo, abortaban. Y adivinen ¿Quién se tenía que quedar en el país? Efectivamente, las mujeres pobres, que con sufrimiento e impotencia veían a sus hijos en brazos con esa terrible enfermedad, su pobreza no pudo curarlos, su pobreza los condeno.

Y como las malas noticias nunca vienen solas, en nuestro país también se disparó el año pasado el caso de la Chikungunya, el cual también es provocado por una picadura de mosquito y que puede ser mortal. Las condiciones en las que se genera esta enfermedad tienen que ver con lugares donde se estanque el agua y no se tengan las condiciones óptimas para mantener áreas limpias donde no puedan ser sitio fértil para estos insectos y aunque la cuestión es de higiene, es innegable que hay muchos lugares con hierbas altas, charcos, calles sin pavimentar enlodadas y un sinfín de lugares donde el mosquito de la Chikungunya puede reproducirse.

Sin duda alguna en toda Latinoamérica se vive una situación difícil en la que los ricos nos contaminan, nos explotan y ahora nos matan con enfermedades que provienen de sus empresas. La pobreza es el verdadero problema de salud en el país y mientras el gobierno haga caso omiso de esto, ninguna campaña preventiva dará resultados positivos para evitarla. Las victimas seguiremos siendo las mismas, nosotros los pobres.

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*