El medio ambiente: Economía y salud en Latinoamérica (primera parte)

Seguramente usted ha oído en los últimos días la contaminación que existe en la Ciudad de México y seguramente también, al leer esta nota, agita su mano para ahuyentar el intenso calor que a estas horas está haciendo en cualquier parte de México de donde nos esté leyendo. Pero bueno, es normal, estamos en los meses donde el calor es intenso, con un agua fría y una sombrilla todo se soluciona ¿Cuál es el problema?Bien, realmente son muchos los problemas y ahora como nunca es cada vez más latente, sobre todo en nuestro país y en Latinoamérica, que la contaminación afecta no solo la salud de las personas, también su economía.

En las noticias últimamente ha salido a relucir el tema de la contaminación en la Ciudad de México. El programa de Hoy no Circula pretende o ha pretendido infructuosamente, disminuir el tráfico de vehículos con el fin de detener la contaminación que se extiende por todo el valle de México.

En el Valle de México, circulan alrededor de 3.8 millones de carros los cuales generan 64 toneladas de Óxidos de Nitrógeno, por lo cual se pretenden tomar medidas que incluían a todo tipo de carros y una regulación en el transporte público.

La contaminación tiene su génesis en la concentración de gases de invernadero que han aumentado debido a los procesos productivos que se suscitan en nuestra sociedad. Siendo la actividad más dañina a nivel mundial la sobreutilización de combustibles fósiles, como el petróleo, para la generación de energía. Pero, también otras actividades productivas como la ganadería, la silvicultura, la deforestación, el manejo de los residuos y algunos otros procesos industriales han contribuido a la formación de gases de invernadero.

Siendo el bióxido de carbono el principal gas de invernadero por las tareas e intervenciones productivas en el colectivo humano. Este gas conforma aproximadamente tres cuartas partes del total de las emisiones de gases de invernadero en el orbe, procedentes de fuentes puntuales y las industrias, así como de fuentes móviles como el parque vehicular.

Mientras que en datos del 2014, el bióxido de carbono se constituyó como el contribuyente más importante en el marco de las emisiones totales, durante 1990 y 2010, represento 79.6 y 81.7%, respectivamente, seguido del metano, con 12.2% en 1990, y 11.2% en 2010. Asimismo, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en México indica que en el plano mundial las emisiones de bióxido de carbono se relacionan directamente el consumo de combustibles fósiles, mostrando que entre 1971 y 2005, la emisión mundial derivada del consumo de combustibles fósiles aumentó alrededor de 90%.

Por lo que desde la perspectiva científica y la academia, se corrobora que las actividades humanas son las principales subsidiarias del calentamiento global, con mayor énfasis en las últimas cinco décadas.

Esto es muy importante dejarlo claro, puesto que en los últimos años, muchos científicos y políticos que sirven a intereses perversos, señalan que el calentamiento global es un proceso natural y cíclico, para justificar que los países más poderosos sigan violando los acuerdos de medio ambiente, con el aval de sus científicos e ideólogos.

Y para que todos pensemos que lo que está pasando es completamente normal, pero no nos engañan, este clima y estas circunstancias no son normales y en la próxima entrega demostraremos como el clima nos afecta a nosotros a los más pobres.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*