El ascenso y la caída de Luis Videgaray y un nuevo recorte presupuestal

Más allá de los tantos por cientos y de palabras rebuscadas que suelen usar las bien trajeadas personas que nos gobiernan, dejemos claro cómo funcionan las cosas. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, son en gran parte los responsables de decirle a los países subdesarrollados, lo que tienen que hacer para que por fin seamos potencias mundiales. En este sentido los gobiernos mexicanos están atados de manos y como buenos perros falderos hacen al pie de la letra lo que desde estos organismos se les manda y como premio a su buena obediencia son premiados con una estrellita en la frente, de lo contrario se les ponen orejas de burro a los que no obedecen.Bueno, uno de los personajes que el BM y el FMI pusieron su respectiva estrellita en la frente fue a nuestro flamante secretario de hacienda, Luis Videgaray, si el de la casa de grupo Higa, este personaje fue reconocido por la Revista Euromoney como “el ministro de finanzas del año”, por haber implementado las reformas estructurales en México. Ahí empezó el ascenso de nuestro héroe.

Pero apenas el 9 de febrero del presente año un reportaje de la Revista electrónica Reporte Índigo, hacía referencia a la situación difícil por la que atraviesan las finanzas del país, luego de que el precio del barril de petróleo se vendiera de 100 dólares a 25 dólares, esto sumado a que los expertos señalan que el bajo precio del petróleo seguirá por lo menos 10 años más y que la economía de México depende de los ingresos del oro negro. Aunque en el 2014, precisamente el año que fue premiado el flamante Videgaray, este dijera que ya no dependemos de los ingresos del petróleo (que bruto, pónganle cero)

Ian Taylor, director general de Vitol Group BV, la correduría petrolera independiente más grande del mundo, dijo que el precio del crudo permanecerá bajo durante los siguientes diez años, y el mismo estima que el rango de precio del barril de referencia internacional se encontrará entre los 40 dólares y los 60 dólares.

Ante esto ya la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se había pronunciado sobre estas cifras, reconociendo que las ventas se mantendrían bajas durante un largo plazo.

Y ante dicha percepción negativa, en el Foro Económico de Davos, Suiza, Luis Videgaray, titular de la secretaria, salió al paso a decir que no se preveían más recortes en el país, de los que ya estaba presupuestados.

Sin embargo, no paso ni un mes de concluido el foro (23 de enero) cuando ya Videgaray se mordió la lengua apenas el 8 de febrero, aduciendo la necesidad de hacer otro recorte presupuestal a los ya establecidos.

Esta orden viene directamente desde el Banco de México, que preside el pachoncito Agustín Carstens, quien después de escuchar las declaraciones de Videgaray en el Foro Económico, insto a este, sin mencionarlo, que la economía en México necesitaba un nuevo recorte presupuestal, acto seguido Videgaray anuncia el 8 de febrero este recorte, pero señala que Pemex necesita una inyección de dinero y que se hará; el pachoncito manda un mensaje diciendo que Pemex, de hecho, es la primera instancia gubernamental que tiene que entrar en el nuevo plan de recorte, y nuestro personaje Videgaray, recula y menciona que Pemex será el primero que pase por la caja del recorte.

Sin embargo, nuestro triste héroe, ya tiene experiencia mordiéndose la lengua y fallando en el juego de atínale al precio. Y para muestra un botón.

Cuando el copetón llego a la presidencia, nuestro compadre Videgaray anuncio que el crecimiento en el 2013, sería de 3.9 por ciento y de hecho de milagro se alcanzó el 1.1 por ciento, primer strike!! Ese mismo año, cuando lleva a cabo las reformas estructurales, animado por esta hazaña que lo llevaría al estrellato de las finanzas, anuncio que para el 2014 ahora si alcanzarían ese 3.9 por ciento, ¿El resultado? Otro miserable 2.1 por ciento, segundo strike!! Ya con las reformas en marcha el héroe de nuestra película, no se agüito y pronostico un 3.7 de crecimiento para el 2015…2.5 por ciento, tercer strike, ponchado y ahí empezó la caída de nuestro amigo Videgaray.

Ya para no regarla tan gacho y seguir arrastrando el prestigio, nuestro protagonista, anuncio para este 2016 un crecimiento entre el 2.6 y el 3.6, muy inteligente, si no es uno es otro, para ya no quedar tan mal, como siempre.

Pero las malas noticias no dejan en paz al salado Videgaray, y de los tres meses que acaban de transcurrir el crecimiento es de 2.4 por ciento y bajando. Aunado a este nuevo recorte presupuestal de 175 mil millones de pesos para el 2017 y todavía dice que la economía mexicana está al alza…

¿Cuál será el desenlace de esta historia? ¿Logrará atinarle a una cosa en su vida? ¿Anunciará un cuarto recorte presupuestal? ¿Hará las paces con el pachoncito?

Descubra la respuesta de esta tragicomedia, en lo que resta del año.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*