Salario mínimo viola la Constitución

Redacción/ Revista Proceso

El salario mínimo para el 2016, establecido por la Comisión Nacional de Salario Mínimos (Conasami), de 73 pesos con cuatro centavos, viola la Constitución Mexicana al sólo permitir la compra del 83 por ciento de la canasta básica por persona, denunciaron los voceros del Colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

El colectivo explicó que, alrededor de 7 millones de mexicanos –equivalentes al 14% de la fuerza laboral– perciben un salario mínimo o incluso menos de un salario mínimo y más de la cuarta parte de ellos son los únicos perceptores de ingresos de sus hogares.
Prácticamente la mitad de ellos viven en el estado de México, Chiapas, Veracruz, Puebla, el Distrito Federal y Oaxaca.

De acuerdo a su página de internet, el Colectivo asegura que la Constitución establece que el salario mínimo debe ser suficiente para sostener a un trabajador y su familia en sus necesidades básicas. Sin embargo, el salario mínimo se encuentra por debajo del costo de la canasta básica, es decir, por debajo de la línea de pobreza.

Para octubre de 2015, se puede leer en el sitio web del Colectivo (http://frentealapobreza.mx/salario-minimo-datos-relevantes-para-su-discusion/), el CONEVAL estableció esta línea en $2,639.65 al mes para zonas urbanas. Esto es 86.88 al día. El salario mínimo se ubica en $70.10. La diferencia es casi $17 pesos diarios o $508.61 al mes.

“Resulta muy contradictorio que el Estado –a través de la CONASAMI- fije el SM por debajo de la línea de pobreza”, afirma el texto del Colectivo, que además sentencia que el salario mínimo en México es el más bajo de los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y de toda América Latina.

Este salario mínimo de miseria alimenta la desigualdad en México, sostuvo el colectivo, al recordar que la parte de los salarios en el ingreso nacional se desmoronó entre 1978 y 2012, al pasar de 40% a 28%.

El Colectivo recordó que la Constitución mexicana, en su artículo 123, plantea que “los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos”. Por esta razón, exigió a la Conasami “rendir cuentas de sus decisiones de cara a la sociedad”.

Cabe resaltar que Basilio González Nuñez, presidente la Conasami desde hace 25 años –atravesó los sexenios de los últimos cinco presidentes– percibe 119 mil 579 pesos mensuales del erario público, según los datos actualizados del Portal de Obligaciones de Transparencia (POT). Esta suma equivale a 3 mil 857 pesos diario, o 72 de los salarios mínimos que él estableció.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*