¿Conoces a un tal Jorge Serrano Limón y su falso discurso?

Este hombre nació en la ciudad de México en 1953, proveniente de una familia acomodada; hijo de un abogado priísta y de una profesora de la UNAM. Sin embargo, lo que nos compete de su historia comienza desde la década de 1970, que inicia su actividad como tesorero y después como presidente de “Provida” (organización fundado por el grupo más conservador panista y el clero católico), se mantuvo en el cargo hasta principios de 2001, con campañas muy agresivas contra el aborto, la anticoncepción y la censura de expresiones contrarias a sus limitadas percepciones. Un ejemplo claro de esto fue cuando pidió cerrar una exposición en el Museo de Arte Moderno por considerarla “sacrílega”, otro; cuando se despenalizo el aborto en la Ciudad de México, he intentó bloquear el acceso a las mujeres que quería realizarse un legrado en las clínicas que lo practicaban. También protesto frente a la ALDF donde le arrojaron tangas.
 

Irónicamente, en plena visita papal, el miércoles 17 de febrero, en la Ciudad de México, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) detuvieron a este sujeto, por el delito de peculado, ante el presunto desvió de recursos públicos por más de 25 millones de pesos. Esta acusación se derivó de los resultados que presentó la Auditoria Superior de la Federación, donde expusieron que esta cantidad, designada para el equipamiento de centros de ayuda para la mujer, fue utilizado por Serrano Limón para la compra de artículos personales como tangas y plumas Montblanc, y en conjunto con la empresa Improvar, comprobaron la entrega del inmueble con facturas falsas.

 

Jorge Serrano Limón argumentándose con discursos místicos, morales y religiosos sobre defender “la vida”, y desconociendo u omitiendo que el aborto es un tema de derechos sexuales y reproductivos solo de las mujeres; actualmente se encuentra preso en un reclusorio de la Ciudad de México, luego que el juzgado primero de distrito en materia penal, con sede en la capital del país, libera la orden de aprensión correspondiente al considerar que este, cometió “faltas graves en el ejercicios de recursos públicos asignados para el e1quipamiento de centros de ayuda para la mujer”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*