¿Qué pasa en España? ¿Quién es presidente del gobierno?

El pasado 20 de diciembre del 2015, hubo elecciones en España, para elegir al presidente del gobierno español. España se caracterizaba en la alternancia política entre sus dos principales partidos políticos, el Partido Popular (Derecha) y Partido Socialista Obrero Español (Centro-Izquierda, más a la derecha que al centro), pero a partir del llamado 15M surgieron nuevos alternativas políticas.

El 15M, fue un movimiento de dignidad nacional, en el cual los miles de desempleados y gente que los bancos les arrebataron sus casas, salieron a las calles a exigir una mejor vida. De este movimiento nació la agrupación política de Podemos (Centro Izquierda, más al centro que a la izquierda), encabezada por doctores en Ciencias Políticas, la agrupación fue bien recibida, dando la sorpresa en todas las elecciones que se han celebrado en España.

Para contener a este grupo, se creó el llamado partido Ciudadanos (Centro Izquierda, con tintes ultraderechistas), que con un discurso progresista ha tratado de retener el avance del partido Podemos. Ambos partidos comparten características, como que los dos son partidos de Jóvenes, encabezados por gente de igual manera joven, lo que les da un “aire de frescura”, aunque no son un real alternativa para la clase trabajadora española, que también es cierto mencionarlo, no es lo mismo que gane un partido que vela por los intereses de los bancos (Ciudadanos), que un partido que busca un “Estado de bienestar” (Podemos).

En las elecciones realizadas, hace casi dos meses, el ganador fue el Partido Popular al obtener 123 escaños, seguido del Partido Socialista con 90 lugares en el parlamento; en tercer y cuarto lugar estuvo Podemos y Ciudadanos respectivamente, con 69 y 40 lugares cada uno. Es por esto que no se ha podido elegir al presidente del gobierno aún, pues ninguna agrupación consiguió la mayoría absoluta (176 escaños), y con alianzas simples entre “la izquierda” y “la derecha”, no les alcanza para gobernar, es por este motivo que el proceso, está en negociaciones.

El presidente español se elige por el número de representantes que existen en la cámara de diputados de cada partido, cuando no hay una mayoría absoluta o pactada con otro partido, el Rey (sí, en pleno siglo XXI, aún el rey tiene peso en España) como Jefe de Estado, llamada a los líderes de cada partido para negociar quien debe ser el nuevo presidente, y con el aval de éste se puede gobernar. Sí pasan más de dos meses y no existe presidente, se vuelve a llamar a elecciones y quien obtenga una mayoría simple será el presidente por los próximos dos años.

Ante este panorama, el candidato más fuerte a gobernar es Pedro Sánchez líder del Partido Socialista, a quien el rey Felipe VI ya le dio su aval, pero sólo lo podrá hacer si pacta con los demás partidos. Ante esto Podemos, en voz de su dirigente Pablo Iglesias, llamo a gobernar juntos, siendo Sánchez presidente e Iglesias vicepresidente, a lo que el socialista desprecio la oferta.

La propuesta del PSOE, es gobernar en coalición con el partido popular y ciudadanos, es decir una alianza entre “derecha e izquierda” para tener un “gobierno estable” (o sea dando prioridad al Banco Mundial, al Fondo Monetario Internacional y al Banco Europeo, que los que han votado). Ante esto Mariano Rajoy, actual presidente de España y líder del PP, ha señalado que no ira con Sánchez, por lo que la negociación se caería.

En pocas palabras, la decisión del gobierno español está en las manos del PSOE, pero al no querer pactar con Podemos, la ha pasado a las manos de Ciudadanos y el PP, y como estos no lo han aceptado, se habré la posibilidad que se hagan nuevamente la elecciones en España.

¿Qué pasa si se vota nuevamente en España?, podemos ver varios escenarios políticos, primeramente, el partido más beneficiado sería Podemos, pues al ver los votantes la doble cara del PSOE, al pactar con la derecha, los superaría en votos, aunque esto no les de la mayoría en el congreso y por ende en la presidencia.

Otro factor clave, es que en los últimos días, al PP le han encontrado cientos de casos de corrupción y de lavado de dinero, cosa que a que ningún ciudadano le gusta, pues a nadie le gusta que sus “gobernantes” le vean la cara. Ante esto el PP se debilita, pero según las encuestas (manipuladas) sigue ganando el partido pro Franquista.

Te dejamos un vídeo para entender un poco la historia política de España:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*