Nahuatzen, el conflicto por la seguridad

Joaquin Moreno Baltierra

Con el llamado mando único que ha querido imponer Enrique Peña Nieto en todo el país, cientos de municipios han repudiado este mandato, pues viola la autonomía de las alcaldías, además de tener “seguridad” de otros lados del país, la cual uno no conoce. Es por esto que comienza el conflicto en el municipio de Nahuatzen, ante la falta de confianza de los comuneros, con la policía indígena.

La problemática se remonta al mes de junio, cuando pobladores del pueblo de Sevina, empezaron a invadir la cabecera municipal, Nahuatzen, ante esto los habitantes, presentaron proyectos a los que sería los candidatos a presidentes municipales, para poder tener un policía comunitaria. Todos los candidatos firmaron y aceptaron el acuerdo, el hoy presidente Miguel Prado Morales, impuso la policía indígena, que es parte del mando unificado, es por esto la inconformidad.

Ante la llegada, de quien velaría por su seguridad, fue secuestrado por el mismo cuerpo policial un comunero, ante esto los habitantes de Nahuatzen secuestraron a funcionarios públicos pidiendo su liberación, la cual sucedió horas más tarde. Al día siguiente llego un grupo de granaderos, el cual sólo reprimió a la comunidad, en su mayoría niños, mujeres y ancianos, por lo que el pueblo, cansado decidieron formar sus propias guardias comunitarias.

Es por esto que desde el mes de septiembre, las entradas al pueblo están en completo resguardo de los comunitarios, con cuatro barricadas, para así garantizar aunque sea un poco de seguridad a sus habitantes, el cual el gobierno ha olvidado otorgar.

El secretario de gobierno ha tenido acercamiento con los comuneros, tal dialogo ha sido catalogado de infértil, pues el gobierno promete y no cumple. Una de las condiciones que impuso el nuevo gobierno, fue la entrega de armas y patrullas, para que el poblado pudiera tener su propia policía, además del adiestramiento necesario y los exámenes de confianza, al día de hoy, es una situación que aún no se cumple por parte del secretario del estado.

El pueblo exige el reconocimiento de su policía comunitaria, la cual es una policía de confianza, al estar integrada por habitantes de la misma comunidad, y no de otros estados o municipios.

Están organizados actualmente en cuatro barrios, cada uno de ellos tiene 20 representantes, los cuales toman las decisiones en asambleas con participación directa. Los consejos están conformados tanto por adultos mayores, mujeres y hombres.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*