La diversidad enriquece, no divide 

La discriminación tiene diferentes rostros; el actuar de forma excluyente partiendo de sustentos estereotipados y prejuiciosos es una acción violenta que se tiene que erradicar y concientizar. Es inadmisible construir juicios de valor a partir de principios que benefician a un sistema económico y nos dividen injustificadamente.

Días pasados La Suprema Corte de Justicia de México declaró inconstitucional y con efectos generales la prohibición del matrimonio entre homosexuales en el estado de Jalisco al invalidar las reformas al Código Civil que solo reconocían la unión entre un hombre y una mujer, pues absurdamente sustentaba que solo de esta forma se mantenía el concepto de “familia” y se promovía la procreación. Ahora, en el comunicado, se argumenta como este Código va en contra de la autodeterminación de las personas y en contra del derecho al libre desarrollo de la personalidad de cada individuo; se generaba un trato diferenciado a las parejas homoparentales y se rompía con el principio de igualdad.

Los ministros reconocieron que la comunidad LGBT ha sido “discriminada históricamente” y sus miembros tratados como “ciudadanos de segunda”. Actualmente, la decisión es aplaudida por varias organizaciones civiles del estado, entre ellas Unión Diversa, que aglutina a colectivos de homosexuales, lesbianas, bisexuales y trasgénero.

Sin embargo esta lucha, tiene antecedentes importantes, en el Estado de Colima el 27 de febrero del 2013, dos personas del mismo sexo se unieron en matrimonio, el Congreso local aprobó la unión civil, bajo la figura jurídica del enlace conyugal. Casos similares fueron celebrados en el estado de Yucatán, San Luis Potosí, Campeche y Guanajuato.
¿Ahora, bien, que sucede con Michoacán, y la limitada capacidad que tenemos al reconocimiento de la diversidad?; la organización y el correcto análisis de las manifestaciones de discriminación que nuestro estado plantea y promueve harán que disminuya la violencia que genera un gobierno omiso.

Por otra parte, la Comisión de los Derechos Humanos, emitió una recomendación General, dirigida a todos los poderes Ejecutivos y a los Órganos Legislativos de todas las entidades federativas del país sobre el “matrimonio igualitario”, con base en un minucioso análisis de la situación que aguarde el acceso al matrimonio por parte de las personas del mismo sexo, afirmando que la orientación sexual no puede ser un criterio relevante para diferenciar el acceso al disfrute del derecho de protección a la familia entre otras cosas. Promover éstos acuerdos de derecho, hacen de nuestra relación con los otros y otras mas enriquecedora y fuerte.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*