¿Por qué nos gobiernan los gatos?

gato

Estimada y estimado trabajador o trabajadora, ama de casa, estudiante o joven desempleado, ahora que parece que el destino del país se decidirá en las urnas, permítanos contarle una pequeña historia.

En un lugar muy muy lejano, había un gran país llamado QUESOLANDIA.

En QUESOLANDIA, vivían miles de ratoncitos y ratoncitas que, como nosotros en México, trabajaban, estudiaban, comían, bebían, reían y morían. Y, así como en México, todos, o casi todos pagaban sus impuestos.

También, como en México, en QUESOLANDIA las ratoncitas y los ratoncitos cada tres o seis años escogían a su gobierno. Un gobierno formado por grandes, gordos y fieros GATOS ROJOS.

Estos GATOS ROJOS gobernaron por 70 años ininterrumpidos. Y no es que los GATOS ROJOS fueran malos, sólo es que hacían leyes que sirvieran a las y los GATOS.

Por ejemplo, cada año subían los impuestos tres veces más de lo que subían el salario. La rebanada de queso costaba cada vez más y el salario de los ratoncitos y ratoncitas era cada vez menos.

Así durante 70 años los ratoncitos y ratoncitas eligieron a los GATOS ROJOS. Hasta que un día, desesperados y enojados, decidieron cambiar. Los ratoncitos y ratoncitas quitaron a los GATOS ROJOS…. y votaron por los GATOS AZULES.

Pero los GATOS AZULES siguieron haciendo leyes que sólo eran buenas para las y los GATOS.

Entonces los ratoncitos y las ratoncitas decidieron votar por los GATOS AMARILLOS, y luego los VERDES, y luego por las GATAS TURQUESAS. Incluso votaron por GATAS y GATOS MORENOS que sonaba como ratones, hablaban como ratones, pero comían y vivían como GATOS.

Pero ninguno de los COLORES de GATOS que escogían les resolvía sus problemas. Al contrario cada nuevo COLOR de GATO traía consigo más problemas que soluciones.

El problema, estimada y estimado lector, no era el COLOR de los GATOS. El problema es que ERAN GATOS.

De pronto a un pequeño ratoncito se le ocurrió una idea:

– ¿Por qué no votamos por un gobierno hecho de RATONES? –dijo el ratoncito

– ¡Es un revoltoso! –maullaron los GATOS dueños de las televisoras y los periódicos

– ¡Quiere desestabilizar al país! –gritaron las GATAS dueñas de las empresas, que algunas vez –habían sido de los ratoncitos y las ratoncitas, pero que los GATOS y GATAS en el gobierno les habían regalado.

– ¡A LA CARCEL! ­–sentenciaron las GATAS y los GATOS jueces.

Y a la cárcel fue a dar el pequeño ratoncito que pensó en tener un gobierno hecho de ratones. Y ahí, en la cárcel, el ratoncito envejeció y murió.

Sin embargo, los GATOS pudieron encarcelar al pequeño ratoncito, pero no pudieron encerrar la idea.

Entonces, un día, los ratoncitos y las ratoncitas, cansados de los abusos y el cinismo de los GATOS, se organizaron, y todas y todos juntos formaron un gobierno hecho de ratones y para los ratones. Un gobierno que por primera vez pensaba en ellos y en ellas, porque eran ellos y ellas quienes gobernaban.

La moraleja de este esta historia, estimada y estimado lector, es que no importa el color de los GATOS por los que vote, lo que importa es que son GATOS.

Entonces si queremos tener un gobierno que atienda nuestras necesidades debemos hacer como las y los ratoncitos: debemos organizarnos y formar un gobierno del pueblo trabajador.

Pero en este momento, en las urnas no hay un solo ratón por el cual votar, TODOS son GORDOS y HAMBRIENTOS GATOS

FIN

gato2

¿POR QUÉ COLOR DE GATO VA A VOTAR USTED?

Así como en la historia anterior, en México tenemos montones de colores de partidos que dicen representar los intereses del pueblo trabajador mexicano, pero que en realidad sólo sirven a los intereses de un pequeño, pequeñísimo grupo de empresarias y empresarios, de banqueras y banqueros y de narcotraficantes.

Es al 1 por ciento del país a los que sirven estos “políticos” de múltiples colores, olvidando que es el 99 por ciento del país el que los mantiene y al que de verdad le deberían servir.

Pero estos “políticos arcoíris” en lugar de hacer leyes que beneficien al 99 por ciento del pueblo trabajador que paga sus impuestos, hacen leyes que benefician al 1 por ciento que, dicho sea de paso, son lo que justamente no pagan impuestos.

Si usted tienen buena memoria coincidirá en que todos los “partidos políticos” han gobernado igual… igual de mal (algunos peor, pero ninguno bien)

Sin embargo, si usted no tiene buena memoria, aquí le damos una muestra de la que han sido y son ALGUNOS de los partidos políticos.

Claro que podríamos poner muchos más ejemplos, pero eso nos llevaría hojas y hojas, así que le dejamos que usted agregue tantos como quiera en cada caso.

El PRI o las y los GATOS ROJOS

El PRI gobernó durante 70 años al país, desde su fundación se caracterizó por gobiernos autoritarios, corruptos, represivos y antidemocráticos.

El en sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988) se inauguró en México la era del NEOLIBERALISMO (palabra que significa que a muchos nos va a ir muy mal, mientras a unos pocos les va a ir muy bien)

En 1995, el PRI propuso el programa denominado “FOBAPROA”, que sirvió para pagar las deudas multimillonarias de los Bancos Privados y de otros empresarios; deuda que hasta la fecha continuamos pagando.  Así todas y todos pagamos por los errores de unos cuantos.

A partir del 2006 TELEVISA y el PRI impulsaron la campaña de Enrique Peña Nieto para la Presidencia de la República. Lo que sigue es historia conocida: fraudes con casas blancas, desaparición de 43 estudiantes, asesinatos de mujeres por todo el país, un crecimiento sin igual de la delincuencia y mucha, mucha más pobreza.

Gobernadores el PRI como Tomás Yarrington,  ex gobernador de Tamaulipas, Fausto Vallejo, ex gobernador de Michoacán o Fidel Herrera, ex gobernador de Veracruz, han sido  acusados por tener relaciones con crimen organizado y lavar el dinero de la delincuencia. El hijo de Vallejo fue encarcelado por tener nexos con grupos de narcotraficantes pero salió libre después de pagar una fianza de 7 MIL PESOS.

Humberto Moreira, como gobernador de Coahuila, aumentó la deuda del estado en más de un centenar de veces, pasando de 200 a 35,000 millones de PESOS

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, está acusado de liderar una red de trata y prostitución de mujeres al interior del PRI en el Distrito Federal.

Además el PRI protegió a dirigentes sindicales corruptos como Elba Esther Gordillo, la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE),o Carlos Romero Deschamps el líder del Sindicato Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), y actual senador de la República por el PRI, quien es acusado de enriquecimiento ilícito.

El PAN o las y los GATOS AZULES

El PAN representa a los sectores más conservadores del país y está ligado a empresas españolas como Repsol, Unión Fenosa e Iberdrola.

El PAN es igual de corrupto y represivo que el PRI. Para muestra a los hijos de Marta Sahagún, esposa del ex presidente Vicente Fox, los famosos hermanos Bribiesca, que se enriquecieron de forma ilícita, o el escándalo de corrupción “amigos de Fox”

Rafael Moreno Valle actual gobernador de Puebla, es conocido por su carácter represivo. El 7 de mayo del 2014 su gobierno aprobó la  “Ley Bala”, la cual contempla el empleo de armas en el uso de la fuerza pública. Una de las consecuencias de esta ley fue que un adolecente de 13 años, de nombre José Luis Tehuatlie falleció, durante la dispersión de una protesta.

Con el gobierno de Felipe Calderón, hermano de la actual candidata al gobierno de Michoacán, Luisa María Calderón, las calles de México se llenaron de sangre, puesto que el saldo de la “guerra contra el narco” dejo más de 100 mil muertos y 15 mil personas desaparecidas.

Durante el periodo de los años 2000 al 2010 los gobiernos federales  PANISTA entregaron a los empresarios derechos para explotar la minería (apropiarse de la riqueza minera del país) en una superficie de 56 millones de hectáreas (equivalente al 26 por ciento del territorio nacional).

El PRD o las y los GATOS AMARILLOS

Si bien este partido surgió de una gran insurgencia popular, derivada de la crisis económica del sexenio de Miguel de la Madrid, con el paso del tiempo ha olvidado su origen y se ha plegado a los intereses de los grandes empresarios nacionales y extranjeros.

En Michoacán, cuna del PRD, el gobierno de Leonel Godoy entregó la Isla de la Palma a la empresa extranjera “Kansas City Southern”. Apoyó el despojo de la comunidad de Uruapilla para beneficiar proyectos inmobiliarios privados. Apoyó la iniciativa del empresario Francisco Medina para construir la vialidad en la Loma de Santa María sin importar que la obra ponga en riesgo a los habitantes de esa zon. Además poco le importaron los ataques a las comunidades de Ostula y Cherán, y el asesinato de comuneros y campesinos.

El PRD tocó fondo cuando dieron el visto bueno al gobierno de Peña Nieto mediante la firma del Pacto por México, en diciembre de 2012.

El PRD es igual de represivo y antidemocrático que el PRI o el PAN. Ejemplo de ellos son las desapariciones y asesinatos de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre del 2014, encabezados por el gobernador del Estado de Guerrero Ángel Aguirre y el presidente municipal de iguala José Luis Abarca

El actual candidato a la gubernatura en Michoacán, Silvano Aureoles, aprobó las Reformas Estructurales en la cámara de diputados a cambio de que Peña Nieto le entregara la gubernatura de Michoacán.

MORENA o las y los GATOS que se ven y suenan como ratones

Es un partido que se dice “DEMOCRÁTICO”, pero que es dirigido por una sola persona Andrés Manuel López Obrador.

Estos GATOS que quieren parecer ratones son totalmente contradictorios: quieren al pueblo, pero no luchan con él. Quieren acabar con la miseria, pero no con las condiciones y privilegios de quienes la generan  Dicen que sus candidatos son gente surgida del pueblo, pero no admiten a maestros y dirigentes populares que son le gusten a su líder Andrés Manuel. Quieren eliminar a los explotados, pero no a los explotadores. Así pues, los GATOS MORENOS quieren hacernos creer que son, lo que no son.

¡LE DICEN DEMOCRACIA Y NO LO ES!

A la pregunta ¿vivimos en democracia? Los medios de comunicación propiedad, también de los GATOS, y los gobiernos de los GATOS, defensores de la situación actual, dirían que ¡SÍ! Pero nosotros y nosotras decimos que ¡NO!

Y es que democracia no es igual a ir a votar.

No vivimos en una democracia, porque en un país verdaderamente democrático las y los trabajadores ejercen de forma incondicional todos los derechos sociales, políticos y culturales. Vivir en democracia significaría que en nuestro país no existiera desigualdad.

Que se garantizara el acceso a la educación pública para todas y todos los hijos de los trabajadores. Que las universidades no rechazaran a las y los jóvenes.

Que todos y todas contáramos con derecho a la Seguridad Social, con una jubilación digna.

Que los medios de comunicación no estuvieran en manos de empresarios multimillonarios que imponen presidentes y derrochan odio contra todos los que luchan por sus derechos.

Que todos tuviéramos derechos a una vida segura, sin violencia ni miedo a ser asesinados o desaparecidos.

En un país verdaderamente democrático, las mujeres ejercerían su derecho incondicional a decidir sobre su cuerpo y su sexualidad, a desarrollarse laboral, políticamente y humanamente de forma plena.

En un país democrático no existirían los feminicidios ni la violación a los derechos humanos.

En una democracia verdadera existiría la libertad de organización y la libre manifestación de las ideas sin miedo a ser señaladas o reprimidas.

Un gobierno democrático buscaría que el pueblo saliera de la pobreza, ofreciendo mejores condiciones laborales, vidas más dignas y justas para las y los trabajadores el campo y la ciudad.

Un gobierno democrático garantizaría que todos y todas tuviéramos derecho a la salud, salarios dignos y justos, jubilación, vivienda, vacaciones.

En una democracia verdadera el gobierno representaría y defendería hasta las últimas consecuencias los intereses del pueblo trabajador.

En una democracia verdadera el gobierno obedecería la voluntad del pueblo sin excepciones, puesto que el pueblo mandaría.

Así que mientras todo lo anterior no se cumpla, no podemos decir que vivimos en un PAÍS DEMOCRATICO, vivimos en una ¡DICTADURA EMPRESARIAL!

 gato 1

¿Qué proponemos?

El día de las elecciones usted puede ir y votar por el GATO del color que más le guste. Sin embargo debe estar consciente de que eso NO CAMBIARA nada. A la mayoría de las y los mexicanos, al 99 por ciento, no seguirá yendo MAL, mientras al 1 por ciento le irá MUY BIEN.

Por eso, nosotros y nosotras le proponemos que, si quiere ir a votar, vaya y vote; si quiere anular su voto, anúlelo; si quiere no ir a votar, no vaya. Pero lo QUE SI debe hacer es organizarse. Organizarse para cambiar este país, y sacar a los GATOS del gobierno. Organizarse en asambleas de barrio, en sindicatos verdaderamente democráticos e independientes, en consejos estudiantiles, en consejos comunales, en juntas vecinales. Organizarse como usted quiera y guste, pero organizarse.

Pero, ¿en torno a qué?

Nosotras y nosotros le proponemos organizarnos en torno a las siguientes demandas:

1.- Trabajo justo y digno para las y los trabajadores del campo y la ciudad.

 Incrementar además en un 100 por ciento el salario actual.

Eliminar todas las condiciones laborales precarias, injustas, subcontratadas y flexibles donde se labora sin derechos y en condiciones de informalidad

Eliminar el trabajo infantil, el trabajo esclavo o semi-esclavo y la trata de personas para fines laborales o sexuales.

Garantizar a las y los campesinos y a las y los jornaleros agrícolas condiciones de vida dignas que permitan fortalecer la productividad del campo.

Garantizar los Derechos a la Estabilidad Laboral, a sindicalizarse, a la huelga y la manifestación  de los gremios.

2.- Educación Pública Universal Científica y Popular en todos los niveles.

 Incrementar el presupuesto de a la educación pública al 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)

Garantizar el 3 por ciento del PIB a investigación científica.

Fortalecer el carácter democrático, científico y popular de la educación.

Garantizar el libre acceso a todas y todos los jóvenes que deseen cursar una carrera universitaria en una institución pública.

3.- Garantizar los derechos políticos, laborales, sexuales y reproductivos de las mujeres.

Combatir, erradicar y castigar todas las formas de violencia y discriminación hacia las mujeres. Garantizar el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Garantizar el derecho a la maternidad  promoviendo la existencia de estancias para el cuidado de las y los hijos.

Impulsar campañas que promuevan una cultura de la socialización del trabajo doméstico.

4.- Respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Garantizar y respetar el derecho de los pueblos originarios, comunidades y naciones a la autonomía, al control territorial y a la utilización de sus recursos, así como el respeto de los usos y costumbres que permitan fortalecer y acrecentar la democracia popular.

 5.- Democratizar los medios de comunicación.

 Entregar al pueblo trabajador las concesiones radioeléctricas que sean usadas contra la soberanía nacional y la democracia popular. Garantizar la libre expresión y manifestación de la ideas combatiendo el monopolio de los medios de comunicación con la apertura de estaciones de radio cadenas televisivas y periódicos  comunales, barriales, universitarios, etcétera.

 6.- Derechos Humanos, Sociales y Políticos.

Garantizar la seguridad de todo el pueblo.

Garantizar el Derecho Universal a la Seguridad Social y el Derecho a la Salud.

Garantizar el Derecho a la Ciudad para las y los Trabajadores.

Erradicar la discriminación y castigar a quien la fomente o practique.

Garantizar y elevar a rango constitucional los derechos de los pueblos y comunidades Afromexicanas.

Garantizar todos los Derechos Humanos de todas las personas extranjeras, que residan o atraviesen por el territorio nacional, independientemente de que cuenten o no con documentación para hacerlo.

Establecer el Derecho al Libre Ejercicio del Género como un Derecho Humano.

 7.- Planificación Popular de la Economía

 Establecer Impuestos a las utilidades y a la a la repatriación de estás por parte de las empresas transnacionales

Abolir los privilegios fiscales de los que disfruta la iglesia, las empresas transnacionales y las grandes empresas nacionales y los bancos.

Renacionalizar la industria energética y la banca.

Cancelación de la deuda pública por ser ilegítima.

Fortalecer la soberanía alimentaria.

8.-Reforma Política

 Promover una Reforma Política que permita la revocación de mandato, el referéndum y la participación generalizada de todo el pueblo en los procesos democráticos.

¡PORQUE LA FELICIDAD ES UN DERECHO DEL PUEBLO!

¡LUCHEMOS POR UNA DEMOCRACIA VERDADERA, UNA DEMOCRACIA POPULAR!

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA, VENCEREMOS!

MOVIMIENTO DE IZQUIERDA REVOLUCIONARIA

Imágenes para leerse de corridito. Solo hay que dar click en la imagen para verla más grande.

Este es el número especial del periódico Venceremos con información sobre el próximo proceso electoral.

Invitamos a leer y compartir.

ven1 ven2 ven3 ven4

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*