La falta de libertad de expresión en los medios de comunicación debido a su carácter privado. El caso Carmen Aristegui

carmen_aristegui_mvs_radio5

La nula libertad de expresión y su relación con el poder político es una discusión antiquísima, ya que es el producto de una estructura impuesta por un régimen priista o monopolio político que no ha terminado todavía y que sigue intacto, que además requiere del monopolio de los medios de comunicación como parte fundamental del sostenimiento de su estructura. A su vez el monopolio de la comunicación necesita de la misma relación que crea con el Estado y que la sostiene hasta nuestros días marchando de la mano.

Recordemos que la privatización de los medios de comunicación fue  concedida a televisa en el año 2006, en ese periodo erróneamente llamado de transición democrática del partido hegemónico a la idea del pluripartidismo con el partido acción nacional, televisa y el poder político se dieron la mano para siempre con la aprobada ley televisa en la que se le entregaba el espectro radioeléctrico por la que transitan las señales de radio y televisión a una empresa privada. Se entregaba, entonces, el territorio estratégico de este país, justamente porque todo lo que tiene que ver con la seguridad nacional, con la economía, seguridad social, etc., transita por este medio. Por tanto, no podemos hablar de libertad de expresión en un país  donde las telecomunicaciones pertenecen a empresas privadas, en otras palabras, donde el periodismo es empresarial, y donde hay decenas de periodistas muertos al año.

Sin embargo, ya puestos de la mano estos dos grandes poderes mantienen un asunto no resuelto en este país, y se trata de la disputa entre los grandes intereses de los medios de comunicación y la fuente de poder político. Donde la televisión ha decidido tomar orgánicamente espacios de dicho poder. ¿Cómo? Por ejemplo; tomando una candidatura ya sea presidencial, gubernamental o de cualquier nivel, donde por intereses distintos a los periodísticos se puede destruir o favorecer a un personaje, factores que conspiran en contra de la idea de medios de comunicación libres e independientes cuya relación con la audiencia sea directa, donde no esté condicionado el contenido de las televisoras y medios de comunicación masiva con el tipo de intereses que compaginan con el poder. El resultado de ello y repitiendo nuevamente líneas anteriores es que difícilmente se habla de que en México haya una estructura que favorezca y garantice la libertad de expresión.

Entonces, derivado de lo anterior tenemos en el país varios ejemplos de sometimiento, de censura al trabajo periodístico independiente y/o alternativo; tal es el caso de Lidia Cacho y Sanjuana Martínez, y las locutoras asesinadas Felicitas Martínez y Teresa Bautista; así como el papel fundamental que jugaron los medios electrónicos tomados en el movimiento magisterial y popular oaxaqueño en 2006, entre otros. Desde luego el más reciente y ampliamente cubierto por la figura altamente mediática que representa es el de Carmen Aristegui. Ahora bien, todo comienza con la denuncia de que en las oficinas centrales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Distrito Federal se oculta una red de prostitución al servicio de  Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el equipo que lo encubre recluta a jóvenes entre 18 y 32 años. Cada semana, reciben su pago en efectivo a cambio de moverse con discreción, usar faldas cortas y, sobre todo, atender los deseos del Jefe, el dinero proviene de la Secretaría de Finanzas del PRI.

Sin embargo, el escándalo protagonizado entre la periodista Carmen Aristegui y la productora MVS estalla con una serie de fotos publicadas por el equipo de reporteros responsable de exponer escándalos que perjudican la reputación de Enrique Peña Nieto y su grupo más cercano; donde en noviembre del año pasado informaban que la esposa de Peña Nieto, Angélica Rivera, había adquirido una mansión, en una de las colonias más exclusivas de la Ciudad de México, con un contratista que había ganado cientos de millones de dólares en contratos gubernamentales.

El equipo de investigación de la periodista investigó el origen de la casa, valuada en siete millones de dólares, el caso, conocido como la Casa Blanca, se convirtió en un escándalo político que afectó la imagen presidencial dentro y fuera de México. Después de la revelación por la Casa Blanca el equipo investigativo de MVS publicó que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, también había comprado una casa al mismo contratista propietario de la mansión presidencial.

Pero lo que desató la controversia fue la decisión de sumarse a Mexicoleaks, un espacio independiente para recibir filtraciones anónimas que luego serán investigadas por varios medios y organizaciones de periodistas. MVS dijo que su marca fue comprometida con esta alianza y despidió al jefe del equipo investigativo, Daniel Lizárraga, y a uno de los reporteros que participarían en la plataforma, Irving Huerta. Aristegui dijo que era un “conflicto artificial” y demandó la reinstalación de sus compañeros como condición para mantener su espacio, que tiene una de las mayores audiencias en el rubro de programas informativos. Pero, como dijo el periodista Jorge Ramos la Lógica mexicana funciona de la siguiente manera: Descubren conflicto de EPN, su esposa y Videgaray en compra de casas. ¿A quién despiden? A los periodistas que lo descubren.

El intento de silenciar una publicación que parecía no convenir al poder político mexicano levantó las voces de muchos miles de personas en todo el país sosteniendo que no vivimos tiempos de silencio obligatorio, impuesto, y que, por el contrario, es necesario abrir los canales de comunicación existentes, en un momento precisamente en que los desarrollos científicos y tecnológicos permiten, como nunca antes, ampliar extraordinariamente los contactos y los medios de comunicación en todos los planos y materias, sin distinción. En un asunto de fondo tan opaco, se han elaborado un sin fin de hipótesis. Pero es imposible no pensar que la verdadera razón de la baja de dos colaboradores del equipo de Carmen Aristegui y esta misma, no esté relacionada con los hechos mencionados, ya que tal información afectó profundamente el prestigio de los más allegados del mandatario.

Gabriela López Ruíz.

Fuentes electrónicas:

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/aristegui-y-el-huevo-de-la-serpiente.html

http://www.jornada.unam.mx/2009/02/11/index.php?section=espectaculos&article=a08n1esp

http://aristeguinoticias.com/0204/mexico/opera-redprostitucion-en-pri-df-investigacion-mvs/

http://aristeguinoticias.com/0204/mexico/opera-redprostitucion-en-pri-df-investigacion-mvs/revoluciontrespuntocero.com/malas-noticias-para-mexico-despido-de-aristegui-represion-a-libertad-de-expresion-por-investigar-a-pena-nieto-forbes-wsj/

http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/03/16/despide-mvs-a-la-periodista-carmen-aristegui/#.VQdzn_mG_w9

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*