Terroristas y Turquía, responsable de tráfico de órganos y mujeres en Siria.

Lucio Chávez
El portal ruso de noticias Sputnik, reportó que una de los hallazgos más aterradores encontrados en Alepo por las fuerzas del Ejército Sirio, fue la evidencia del tráfico de órganos humanos y de mujeres que son vendidas como esclavas.
La atroz noticia, se suma a los hallazgos que evidenciaron la tortura y mutilizaciones que realizan los grupos de la oposición, radicales y moderados, contra los ciudadanos sirios, además de los arsenales de armas tácticas norteamericanas encontradas en los bunkers de los terroristas.
Aunque, como es de esperarse, la noticia ha sido poco difundida en occidente debido a la colusión de gobiernos locales desde Turquía hasta Europa occidental, principales clientes de las redes mafiosas de órganos humanos.
Las autoridades sirias estiman un total de 18.000 casos de víctimas del tráfico de órganos y una cantidad aun no calculada de tráfico de mujeres.
Los traficantes tienen su puto de comercio en la frontera turca que colinda con las inmediaciones de Alepo. De esta forma, el portal ruso documenta que “en la frontera turca existe un gran mercado donde se puede comprar casi de todo, incluso mujeres y niños. Un cadáver cuesta 25.000 libras sirias —cerca de 115 dólares—, mientras que un herido tiene un valor de 150.000 libras sirias —cerca de 700 dólares—. A diario, llegan a los hospitales muchos heridos por la guerra, los cuales son considerados ‘donantes potenciales'”

Por su parte, Abu Mohammed, ciudadano sirio de 60 años de edad y uno de los pocos que han denuncio ser víctimas de ese crimen atroz, señaló que “Luego de un disparo de lanzagranadas llegaron ambulancias inmediatamente al lugar del ataque. Como resultado, me robaron un riñón y parte del bazo. La cosa funcionaba así: después de que se produjera cualquier explosión en la ciudad llegaban los terroristas a recoger a los heridos y los muertos. Algunos de los heridos, después de algún tiempo, podían volver a casa”.
El tráfico de órganos, como el de mujeres y niños, las torturas y vejaciones sufridas por el pueblo árabe, los desplazamientos forzados de los que son víctimas si no quieren sufrir peores penurias, demuestran que en siria difícilmente se puede hablar de una “oposición” moderada, apoyada abiertamente por los Estados Unidos, y una radical.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*