Normalistas mantienen protesta contra la Reforma Educativa

En el transcurso de la tarde de este jueves, estudiantes pertenecientes a la Organización de Normales Oficiales del Estado de Michoacán (ONOEM) repelieron el intento de desalojo orquestado por elementos de la Policía Federal.
Los normalistas, quienes mantenían por segundo día consecutivo un bloqueo de las vías del tren concesionadas a la Kansas City Southern, en las inmediaciones de la comunidad de Guacamayas, en Lázaro Cárdenas, se negaron a retirarse de su protesta, a lo que la Policía Federal respondió con el intento de desalojo.
Sin embargo, y después de más de tres horas de enfrentamientos y ante la llegada de las decenas de pobladores de Guacamayas y de profesores de la CNTE, los aproximadamente 300 elementos de la Policía Federal tuvieron que replegarse.
En entrevista, Alberto López López, integrante de la ONOEM, apuntó que la protesta se realizó en las vías del tren debido a que las autoridades estatales no han atendido la solicitud, ni las demandas de la ONOEM “y solo mediante medidas fuertes” es que abren el diálogo.
Agregó que la exigencia central es que se abrogue la Reforma Educativa, sobre todo lo que concierne a la Ley del Servicio Profesional Docente. “La Ley del Servicio Docente violenta nuestros derechos como mexicanos, pues según el artículo 5 de la Constitución Mexicana, todos tenemos derechos a un trabaja digno, con estabilidad y seguridad social, y la reforma elimina esa posibilidad para los estudiantes de las ocho normales del estado”
López López  consideró que la reforma es la declaración de muerte de las normales, pues ahora el ingreso al servicio docente será por medio de un examen estandarizado con el cual el gobierno pretende eliminar el papel de las normales de país.
“Por medio de un examen estandarizado, contemplado en el artículo 21 de la Ley del Servicio Profesional Docente de la reforma, se pretende sustituir la formación y preparación de 4 años, con el examen se intenta eliminar el papel social y pedagógico que históricamente han jugado las normales en el país”
Opinó que, aunque el gobierno señale que ya no se requieren más profesores de educación básica, ni normal, las estadísticas oficiales desmienten este argumento. “La SEP estima que en el país existe un promedio 23 estudiantes por profesor, mientras que los países de la OCDE tienen en promedio 15. Lo que demuestra que si se requieren más profesores”.
Finalizó, señalando  que dentro  del pliego petitorio de la ONOEM se contempla la reactivación de forma inmediata a todos los docentes a los que se les ha suspendido el pago desde el pasado mes de marzo, pertenecientes a las generaciones de normalistas egresados en los ciclos 2014 y 2015, que hoy se encuentran frente a grupo, además de la integración al servicio para los compañeros egresados de la generación 2016, “sin ninguna condicionante, ni instrumento de evaluación punitivo”.
Cabe señalar que los normalistas se oponen a la Reforma Educativa, la cual por medio de la Ley General del Servicio Profesional Docente elimina la asignación automática de plazas a los estudiantes egresados de las ocho normales que existen en la entidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*