Estadísticas de pobreza al servicio del poder.

La medición de la pobreza en el mundo ha sido ambigua y manipulada en la última década, ya que en los diferentes reportes de la ONU, las estimaciones sobre esta problemática no coinciden, llegando a disminuir de manera inexplicable de un año a otro hasta en 364  millones las personas que viven en esta condición.
Este 17 de octubre se conmemorara por décimo tercera ocasión el Día Internacional por la Erradicación de la Pobreza en el Mundo, dicha celebración se realizara en un momento donde, según la organizaciones internacional OXFAM, más de mil millones de personas viven con menos de un 1.25 dólares al día, lo que significa que son extremadamente pobres.

Esta situación contrasta con las estimaciones y perspectivas trazadas por las Naciones Unidad, quienes en el año 2000 ratificaron por medio de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), la aspiración de “reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas cuyos ingresos son inferiores a un dólar diario –1.25 desde 2005-”.

Los Objetivos del Milenio tenían la expectativa de que para el 2015 las personas en condiciones de pobreza extrema se redujeran a un total 950 mil millones.

Sin embargo, las mimas Naciones Unidas apuntaban en su Informe Anual sobre Desarrollo 2014, que “aún existen 1.200 millones de personas en el mundo viven con 1,25 dólares o menos al día” (PNUD. 2014), 250 millones más de lo esperado.

No obstante, un año después, la ONU reporto que “la cantidad de personas que viven en pobreza extrema se ha reducido en más de la mitad, cayendo de 1.900 millones en 1990 a 836 millones en 2015 (ODM. Informe de 2015). Esta estimación suponía que de un año para otro, y de forma inexplicable se redujeron 364 mil millones de personas que vivían en condiciones de pobreza extrema.

Sin embargo, más allá de los vaivenes de las estadísticas de la ONU, su metodología de medición ha sido fuertemente cuestionada, por no considerar el costo real de la canasta básica en los países pobres, indicador que permite medir los niveles de pobreza extraña, y con ello subestimar su precio a 1.25 dólares como “promedio internacional”, lo que hace de esta medición algo profundamente ambiguo.

Las críticas son más fuertes cuando se señala que en la estimación del promedio internacional de la canasta básica, se omiten el costo de dicha canasta en países pobres.
Otras de la criticas a los logros de la ONU, se deriva de que sus estudios invisibilizan el tema de la distribución de la riqueza en el mundo.

En este sentido el mismo OXFAM ha señalado que “el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante de las personas del planeta”, situación que para la ONU parece inadvertida.
Modificación de metodología, disminuye pobreza en México

En lo que respecta México, este 17 de octubre se Conmemoró el Día internacional para la Erradicación de la Pobreza con un hecho histórico: se logró disminuir la pobreza. Pero lo anterior solo fue posible mediante la modificación de la metodología utilizada.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para el año del 2015 los hogares más pobres del país incrementaron sus percepciones monetarias trimestrales de 5 mil 900 pesos a los 8 mil 169 pesos, lo que representaba un incremento del 33 por ciento.

Con este incremento, el ingreso de los más pobres del país supera los ingresos necesario mínimos para acceder a la canasta básica cuyo costo mensual se estima en 2,542.13 pesos.

Sin embargo, estos resultados fueron fuertemente cuestionados por el Consejo Nacional de Evaluación la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), debido a que INEGI utilizó una nueva metodología, la cual no se justificaba técnicamente.

Además, el Consejo apuntó que los resultados del INEGI, contrastan con la tendencias indican que de 2012 a 2014 el ingreso en los hogares se repujó en 3.5 por ciento. Situación que, según el CONEVAL, presionó para que en México se incrementara el número de personas pobres en dos millones, al pasar de los 53.3 a los 55.3 millones de personas

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*