Disminución de abejas pone en riesgo cultivos

Redacción
Diversos cultivos se encuentran en riesgo debido a la disminución de la población de abejas en la entidad, esto derivado del crecimiento de los monocultivos de frutales, señaló el investigador de la UMSNH, Carlos Francisco Ortiz Paniagua.

De acuerdo con el académico, el rápido crecimiento de los monocultivos ha generado daños ecológicos en la entidad. Debido a su carácter intensivo, este tipo de agricultura tiende alterar los factores que permiten la reproducción de ecosistemas vitales de flora y fauna, ya que su extensión elimina la diversidad vegetal, además la utilización permanente agroquímicos y pesticidas se convierte en un factor que deteriora la vida de diversas formas de insectos y plantas.

Entre los insectos que se han visto afectados por el acelerado crecimiento en los monocultivos se encuentra las abejas, que son fundamentales en los procesos de polinización de cierto tipo de cultivos.

Lo anterior, señaló el académico, podría tener implicaciones muy costosas para la agricultura en Michoacán, ya que las abejas son los polinizadores más eficientes que tienen las flores, y muchos de los cultivos tienen floración y comparten la reproducción con estos insectos.

Sin embargo, en Michoacán la alta rentabilidad de los monocultivos de frutales motiva a que cada año miles de hectáreas sean reconvertidas y se avoquen a esta actividad agrícola, pues de acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Alimentación (SAGARPA), cuatro cultivos, tres de ellos dirigidos principalmente al mercado exterior, abarcan más de la mitad del valor total de la producción agrícola y el 15 por ciento de la superficie cultivada en Michoacán.

Entre ellos se encuentra el aguacate, que representa el 37 por ciento del valor total de la producción agrícola de la entidad y el 10 por ciento de la superficie agrícola, le sigue la zarzamora con el 10 por ciento del valor de la producción y el 2 por ciento del territorio cultivado, en tercer lugar se encuentra la fresa y en cuarto el limón, que es el único cuyo destino no es el mercado exterior.

De esta forma, la reducción de población de abejas derivado de la extensión de los monocultivos, podría desembocar en una crisis de los de los ecosistemas agrícolas, pues reducirían al principal factor de polinización. Lo que acorde con el académico Carlos Ortiz Paniagua es un llamado de alerta para los productores michoacanos y las autoridades estatales

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*