Los que luchan NO mueren

B-tPczWXIAAfMpy-391x306

Claudio Castillo Peña, originario de la comunidad de Tanganhuato, Guerrero, hijo de campesinos pobres, profesor de primaria durante 25 años y jubilado hace 15, esposo y padre de 2 hijas, luchador social incansable, murió a causa de los severos golpes por parte de elementos de la policía federal la madrugada del miércoles 25 de febrero a la edad de 65 años en Acapulco, tras el enfrentamiento entre policías y maestros. Una vez más la represión cobra otra víctima mortal. ¿Cuántos días, semanas, meses y años más debemos seguir conociendo estas lamentables noticias? ¿Cuántos muertos más se necesitan para demostrarnos el infierno represor que sufrimos por parte de las autoridades que quieren callar nuestra voz? ¿Quiénes son los criminales? ¿Quiénes son los asesinos? Gobierno asesino que en nombre de la seguridad agrede, violenta y mata al pueblo. En este país se considera más peligroso a quien alza la voz, a quien defiende sus derechos, a quien lucha por ellos, a quien busca la justicia que a aquellos que poseen las armas y las usan contra su pueblo. No, esta no es la noticia de su muerte, es el recuerdo de su lucha, de la de él y la de tantos que no olvidamos y por las que seguimos exigiendo justicia.

Una vez más, la voz de la dignidad humana, de aquellos que luchan por un México más solidario y justo es callada brutalmente con la muerte. Pero no, sólo es la muerte física, no es la muerte de la esperanza. La lucha continúa.

Hasta siempre, profesor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*